Antes de empezar quiero aclarar que no tengo nada en contra de las personas que piden dinero en las calles, parques o en autobuses. Pero tengo un par de experiencia que me gustaría contar.

Soy Salvadoreño de clase trabajadora viajo en bus todos los días a veces hasta 4 unidades de transporte en el día son las que tengo que abordar. Soporto el trafico, la incomodidad de viajar tipo sardina y por supuesto la inseguridad.

Últimamente se ha hecho muy común las ventas ambulantes en el transporte público, vendiendo de toda clase de productos lo cual esta bien es una forma de ganarse el dinero. Pero lo que ahora se esta haciendo mas común es que personas valiéndose de cualquier excusa o historia que ya muchos no creemos piden dinero (colaboración) a los pasajeros. Las historias son diferentes y algunas muy comunes como la siguiente:

  • “Perdone la bulla que les voy a ocasionar pero mi compañero y yo acabamos de salir de Mariona (Un centro penal) y necesitamos de su colaboración pues no contamos con ayuda de nadie y necesitamos comer y un lugar donde dormir y preferimos pedir y no robar

Bien nosotros podemos decir obvio acaban de salir de un centro penal no tienen dinero les podemos colaborar. Pero lo que molesta es ver a las mismas personas por días en las unidades de transporte con la misma historio o con otra. Otra de las más usadas es esta:

  • “Yo les quiero suplicar una ayuda para comprarle un medicamento a mi hijo que esta ingresado en el hospital aquí tengo la receta que me han dado en el hospital”

La desesperación por no poder comprar un medicamento para un ser querido es angustiante sobre todo que en este país las medicinas son muy caras. Lo lamentable de esto es que muchas de estas personas sin escrúpulos usan esta excusa para valerse de la bondad de muchas personas y así ganar dinero fácil. A mi mente se vienen muchos casos en los que solicitan la ayuda están en un aparente estado de ebriedad. O que al bajar del bus vayan directamente a comprar cigarros.

Una de las experiencias que me hizo escribir esta entrada es la de una señora que se sube con una historia hasta cierto punto desgarradora para muchos y extraña para la que ya la hemos escuchado más de 3 veces en los últimos 2 años. Incluso hasta solicito permiso para ingresar a mi universidad hace año y medio, la historia es esta (Si ya la han escuchado ya saben de quien les hablo)

  • “Les vengo a suplicar a su buen corazón pues mi hijo padece de insuficiencia renal y se encuentra en el hospital Bloom donde me le están haciendo diálisis peritoneal y otras atenciones l cual necesito pagar, de mi trabajo me descuentan mas de la mitad de mi salario y apenas me queda para poder vivir. Mi hijo quien hace 2 semanas tubo un paro esta semana volvió a tener otro lo cual a significado que le realicen mas diálisis”

Primero: si alguien sabe de esta historia y que es real pues comenten pero yo tengo ya mas de 2 años de escucharle la misma historia en los buses y a veces la he podido observar en las calles caminando muy tranquilamente. Segundo: No se vale jugar así con la vida de las personas ni mucho menos utilizar a un familiar para tales fines.

Como lo dije al principio no estoy en contra de las personas que lo hacen con una razón real y con una verdadera necesidad pero este tipo de personas hacen que la voluntad de uno por ayudar no exista. Existen personas que van a dejar en vehículos a familiares en silla de ruedas o a sentarlos en alguna plaza para que pidan dinero y son los mismos que después de horas pasan por ellos y les quitan todo el dinero que la gente les regala. Y si habláramos de los que utilizan estas técnicas hasta para delinquir esta historia no termina.

A mi me molesta y me indigna y pero cuando usan la frase “Prefiero pedir y no robar”

Anuncios