Este mes de diciembre es muy particular, no solo por ser el último mes de año sino por el significado tan especial que tiene para mí y para muchas personas:

  • Vacaciones.
  • Comida.
  • Familia.
  • Amigos.
  • Comida.
  • Estrenos.
  • Salidas.
  • Comida.
  • Visitas.
  • Y más comida!!!.

No es que me haya equivocado y escribí repetidas veces la palabra comida, lo que sucede es que en este mes no falta quien te ofrezca comida: Fiestas, cenas, reuniones, salidas, etc. Siempre hay comida. Por ejemplo vas un 24 de diciembre donde un amigo, “te dan comida”. Después te vas donde tus tíos, “también te dan comida”. Donde tus abuelos huyyy si te regresas de esa casa sin comer para ellos es un insulto ósea que “Tienes que comer”.

Muchos nutricionistas se dan por vencidos este mes en sus planes de alimentación y sabes que es en este mes cuando sus pacientes comen muchísimo más y sin control alguno. Y es que la comida de las fiestas de diciembre es tan rica que no hay posibilidad de resistirse. El pollo con salsa navideña o “Pollo en Salsa” es riquísimo y no puede faltar en este mes. Claro si tu presupuesto lo permite puede ser un pavo o una gallina, también es cuestión de gustos.

En fin diciembre nos espera y la comida también. 🙂

Anuncios